Antes del inicio

Comenzamos con un domingo cualquiera... Comenzar a pintar, después de tanto tiempo, por un capricho. Las pinturas envejecidas, los colores aplomados y endurecidos, los pinceles para que decir... Pero las ganas me empujaron a dedicar unas horas. Al aire libre, con el viento en la cara y ciento de avioncejos revoloteando, y que decir del calor. Al final este resultado.
Hubo quien después de mirar este cuadro me pregunta si participo en los concursos de PINTURA RAPIDA que se hacen por la provincia. Yo por supuesto, era la primera vez que escuchaba esto.

Comentarios

Entradas populares de este blog

Mas de dos meses sin publicar